Hola Soy Joaquín Mota, nací con espína bífida y desde muy pequeño pasé por una gran cantidad de operaciones quirurgicas producto de la misma condición de nacimiento.

Sin embargo, un día decidí que no quería continuar siendo operado, me dediqué a vivir, a estudiar, a viajar, a aprender, a crear. Creo que fue la decisión más importante a lo largo de mi vida. Busqué la manera en la que mi físico me permitierá seguir FLUYENDO, independientemente de las condiciones.

Como sociedad, posiblemente creamos que hemos avanzado mucho, en la forma como se practica la medicina y las diferentes ciencias asociadas a ella, sin embargo, desde el punto de vista “humano” se siguen cometiendo muchos de los mismos errores del pasado, incluso del más distante.

Las personas que nacemos con una discapacidad física y aquellas que entran en ese grupo, (siempre por motivos accidentales y sorpresivos) somos algo más que un numero o una estadística a “mejorar” en nuestras sociedades. En primer lugar somos seres humanos, personas con los mismos sueños, pensamientos y emociones que cualquier otro. El problema, está claro, en la desigualdad de condiciones en las que debemos competir con el resto del mundo.

Muchas veces incluso, hay quienes llegan a pensar que somos “privilegiados” por tener algún tipo de beneficios gracias a nuestra condición. Nada más lejos de la realidad. Lo que busca cualquier persona en situación de discapacidad (temporal o permanente) es sentir que puede avanzar, trascender su situación y aportar lo mejor de sí, de manera significativa y positiva a sus seres queridos y a su entorno.

Lograr avanzar FLUYENDO, a pesar de los obstáculos, como el agua de un río, que en su trayectoria va superando cada situación que se le va presentando para seguir adelante. Así buscamos nosotros poder llegar a vivir, sin la sensación de estancamiento que enturbie nuestras emociones y capacidades.

Estoy convencido que mientras existan maneras “diferentes” de tratar a las personas “diferentes” no habremos avanzado mucho como sociedades. Es algo similar a construir autopistas “especiales”, para gordos, o para blancos o negros, para vehículos rojos, etc.

Cuando se construye un camino se hace para que todos los puedan transitar de igual modo, pero el camino de las personas discapacitadas, no está pavimentado de igual modo que los demás caminos, sino con materiales que por lo general impiden el avanzar FLUYENDO de estas personas, (nosotros).

Vivir, avanzar, superarse o existir FLUYENDO es mucho más que un sencillo concepto, es una realidad factible para todos, no se trata aquí de sacar el agua de un lado y pasarla a otro, se trata si, de ir eliminando los obstáculos que impiden que la corriente avance por sí misma, que cada uno de nosotros logre encontrar su punto personal de fluir sin impedimentos.

Yo logré esa transcendencia, como tal, es mi deber transmitir ese conocimiento a todos a quienes pueda beneficiar. Somos muchos los que hemos logrado seguir adelante a pesar de…

Este sitio está dirigido a todas las personas que deseen mejorar en su propio ser, mejorar en sus actividades y en su entorno, es decir, todos nosotros, independientemente de nuestra condición física personal, avanzar FLUYENDO sin dificultades, es algo que todos queremos lograr en la vida, por lo tanto trabajemos unidos en función de lograrlo. 

Vamos a construir una super-autopista, por donde podamos circular e interactuar todos, sin esfuerzo, sin sufrimientos innecesarios, corrigiendo aquello que esté mal y potenciando los aspectos positivos para que todos podamos emponderarnos con ellos.

Gran abrazo y cariño

Joaquín Mota